Decálogo

Con el fin de mejorar la convivencia y disciplina en el Centro, el Claustro de Profesores elabora unas normas, que con el nombre de DECÁLOGO, vienen a ser un resumen de las que establece el Reglamento de Régimen Interno. Su cumplimiento se exigirá a todos los estamentos, por lo que se ruega su colaboración al respecto.
  1. El buen funcionamiento de nuestro Colegio es responsabilidad de todos sus miembros.
  2. Los alumnos, durante su permanencia en el Centro, deberán tener una actitud de respeto hacia profesores, personal de administración y servicios, compañeros y demás miembros de la Comunidad Educativa. Procurarán, en todo momento, una relación basada en la tolerancia y el respeto, expresándose correctamente evitando tonos de voz excesivos y palabras malsonantes.
  3. Los alumnos deberán asistir al Centro cuidando el aseo, conductas de higiene y vestuario adecuado.
  4. Durante las clases, el alumno deberá mantener una actitud positiva hacia las explicaciones, indicaciones y tareas que le sean asignadas por el profesor.
  5. Dentro del recinto escolar no está permitido comer, ni tomar chicles u otras golosinas, pipas ni chucherías.
  6. Los alumnos deberán cuidar las instalaciones y material del Colegio evitando su deterioro. Los desperfectos fueran causados voluntariamente o por negligencia, serán objeto de sanción disciplinar y económica.
  7. Los trabajos de clase se presentarán con claridad y aseo, e igualmente se procurará mantener la limpieza en los patios, aulas y demás dependencias del Centro para que este resulte un lugar agradable.
  8. Cuando suene el timbre de entrada, los alumnos deberán acudir inmediatamente a sus filas, a fin de poder empezar las clases con puntualidad. Esta condición se deberá mantener también en la salida y cambios de clase.
  9. Ningún alumno podrá salir del Colegio durante las horas lectivas ni en los recreos del comedor sin la autorización expresa de sus padres, del tutor o persona responsable.
  10. Los actos de indisciplina se sancionarán en función del hecho cometido con faltas leves, graves o muy graves. El incumplimiento de las normas será estudiado y sancionado por la persona responsable en función de la falta cometida